Aprendiendo en Suiza para innovar acá

 

Recientemente viajé a Suiza para participar en un bootcamp con Alexander Osterwalder y certificarme como coach de Innovación en Modelos de Negocios. Mi único pesar es que la experiencia haya durando solo cinco días. 

Para aquellos no familiarizados con su trabajo, Osterwalder revolucionó la generación de modelos de negocios y propuestas de valor mediante la herramienta canvas, utilizada por millones de empresas gracias a un enfoque visual y muy accesible. Junto con su firma Strategyzer,  hoy es líder indiscutible del pensamiento y la práctica de la innovación en modelos de negocios a nivel mundial.

La participación en el taller dependía de un filtro de selección, donde el 40% de los aplicantes fuimos aceptados. En total éramos 32 personas de 24 países, y como suele ocurrir en este tipo de eventos, solo dos personas dijimos “presente” por América Latina: una de Guatemala y yo de Costa Rica. Sin duda, la posibilidad de conocer gente de todo el mundo apasionada por la innovación y con muchos años de experiencia fue uno de los puntos altos de la capacitación.

Durante esta semana de trabajo intensivo aprendí muchas cosas nuevas, y otras no tan nuevas pero que en la práctica de la innovación a veces tendemos a subestimar.

Por ejemplo, la importancia de testear todas las hipótesis que nos hacemos de nuestras ideas, nuestros modelos de negocios, y de nuestras propuestas de valor. Para esto existe una amplísima librería de pruebas y experimentos que se pueden aplicar para validar si la idea en cuestión realmente satisface la necesidad de los clientes y le produce valor a la empresa.

Otro gran aprendizaje de este taller es que para que las cosas realmente funcionen en la vida real, tienen que ser absolutamente simples y prácticas. ¿Por qué nos cuesta tanto entenderlo? La gente está cansada de teoría que no se puede aplicar. Necesita soluciones rápidas y efectivas que le permitan innovar en sus empresas, con las personas y los recursos disponibles.

Por último, pude constatar que la innovación ha llegado a un nivel de sofisticación tan avanzado que ya es posible disminuir significativamente el riesgo de lanzar un proyecto innovador.

Mientras termino de escribir esto en el vuelo de regreso, solo puedo pensar en la enorme ilusión que me provoca la idea de empezar a aplicar todas estas herramientas en América Latina para transformar modelos de negocios y propuestas de valor, empezando por mi propia firma de consultoría. ¡Salud!

2 thoughts on “Aprendiendo en Suiza para innovar acá

Deje un comentario.
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con un asterisco *

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Queremos acompañarle en el ascenso de su compañía

¿Se atreve al cambio? Contáctenos hoy y comience a innovar.

Los campos con un * son requeridos