Las autopistas de la innovación

Autopista de la innovación

Cada día nos encontramos con una realidad preocupante: las compañías tienen copadas sus capacidades para desarrollar proyectos de innovación.

Esto pone en serio compromiso el cumplimiento de metas ambiciosas para final de año y/o para la mega.

Los equipos de innovación se han dedicado a alimentar un pipeline robusto de proyectos, buscando acelerar sus procesos de innovación, aumentar su tasa de éxito de lanzamientos al mercado y ganarle a la veloz competencia.

Sin embargo, constantemente escuchamos frases como: “¡Estamos reventados de trabajo!”, “¡Tenemos mil proyectos!” y “¡Nos faltan manos!”

Todas esas frustraciones evidencian que las capacidades han llegado a su tope, y por capacidades me refiero a tiempo, espacio, presupuesto, equipos de trabajo, metodologías y herramientas que se deben invertir para detonar proyectos de innovación.

Mi recomendación es que las empresas definan cuáles son las autopistas de innovación que tomarán para acelerar el proceso según el pipeline de proyectos por desarrollar.

¿Qué significa esto de las ‘autopistas de innovación’?

Hay tres alternativas de autopistas que se cruzan con siete variables. Usando la siguiente matriz usted puede seleccionar la autopista más adecuada de acuerdo con el tipo de proyecto:

Matriz de autopistas
Así mismo, es indispensable que las compañías tengan en su radar los actores externos que les podrían apoyar en este proceso e identificar el momento adecuado para acudir a ellos.

Entonces se abre un inmenso abanico de posibilidades: los emprendimientos, las universidades, las firmas de consultoría, las entidades de co-creación, las entidades de innovación abierta, los concursos públicos y privados, las hackathones, los startup weekends, las entidades estatales, las asociaciones, las empresas de prototipado, los independientes, etc.

En fin, cada compañía se debe encargar de conocer todos los actores y seleccionar los mejores aliados estratégicos para su negocio.

Al final, me encanta pensar que la coyuntura actual obliga a las grandes empresas a romper sus paradigmas y a cuestionar su forma de trabajo.

Están abriendo sus puertas (con todos los acuerdos de confidencialidad que ello implica) para dejar que otros entremos a ayudarles, confesando sus debilidades y compartiendo años del conocimiento que han considerado su más valioso tesoro.

Todo esto con el objetivo primordial de que nos convirtamos en parte de su núcleo, para contribuir a lograr sus anheladas metas y darle velocidad al negocio en el mercado. Vuelve a tomar relevancia la frase de Rupert Murdoch que he repetido en varias ocasiones:

“Ya no será el grande el que venza al pequeño, sino el rápido quién venza al lento.” 

Si su empresa está buscando apoyo de externos para desarrollar proyectos, no dude en contactarse con nosotros: Innovare será el turbo que le falta a su compañía para ganar la carrera en la autopista.

Deje un comentario.
Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados con un asterisco *

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Queremos acompañarle en el ascenso de su compañía

¿Se atreve al cambio? Contáctenos hoy y comience a innovar.

Los campos con un * son requeridos